DANZÓN


Elixir danzonero

Gota a gota escurres dulces mieles,
Envicias y seduces con tu sabor a jazmínes,
Empalagas los sentidos, quedando en la lengua
Recuerdos papilares profundos, danzarinas quejas.


Fruto pasional multicolor, que regala sus gajos agridulces
A paladares sedientos que calman su sed con dos o tres gotas al año,
Que buscan en la aridez de su existencia plañidera,
Espejismos de saciar la piel reseca.

Cicuta bendita que me elevas y envenenas,
Me exprimes las venas, de ardor me llenas,
Frondoso elixir de vida plena,
Amargos tragos, dulcísimas penas.

Lávame con tu caudal los pies inertes,
Calma mi desventura con tu liquida risa,
Elixir danzonero que a pocas gotas locura llama,

Que en obsesivo exceso en locura queda.




Danzón y fervor.

Paseando por en medio de los muelles, ella va vestida de rojo, con sus zapatos blancos, su bolso casi vacío, lleno de la esperanzas de encontrarlo, de volver a verlo. La flor de su cabello adorna sin querer al mar de sus anhelos, así va Julia buscando al Carmelo.
Caminando  por el malecón Olga suspira y  respira la marisma, sintiendo en su piel la cálida brisa, imaginando lo dulce que sería ser besada mientras baila, por su adorado Manuel.
En medio del zócalo está sentada, con su mejor vestido Beatriz, esperando a que llegue Fernando con su raspadito de limón, del que ambos comerán mientras inicia la orquesta danzonera a tocar.
Mientras que, en el hotel de siempre, Raquel se coloca las flores en el cabello, procurando  unos labios rojos, el color que más le gusta a Samuel.
Dentro del teatro todo es tensión, María, Ana Rosa, Adriana, Jesús, Guillermo, todos buscan encontrar sus propios pasos dentro de este revoltijo de sentimientos.
Para la noche ya ninguna mujer soporta sus zapatos, el único consuelo es que, el siguiente danzón es el último…y así pasan varios.
No importa el tiempo ni el dinero, ni los kilómetros ni el cansancio, todos somos prófugos de las vidas ordinarias para venir a ser, los mejores bailadores, las más bellas y los más guapos, no hay momento de pensar, de razonar ni de sentir culpa, para eso estará siempre el lunes.
El momento de baile es sagrado, al que se acude sin esperar llamado, al que acudimos fervorosos, devotos, con sacrificios, sin descanso.
Somos danzoneros, amantes, solitarios, vestidos de gala, vestidos de encanto, colores, flores, cabellos, aroma de hombre que flota en medio de la pista, deseos encontrados.
Los barcos, la marea, el calor nos envuelve bajo la luz lunar, tanta cercanía tantos abrazos, comunión carnal, plegarias por encontrar lo pedido, rezos porque nos suceda algo extraordinario.
Veracruz, nuestro gran santuario, empezaste por ser película y ahora aquí nos tienes, haciendo desvelos y ayunos innecesarios.
Y entonces, para los que tenemos fe,  sucede…

El milagro esperado aparece, encontramos la luz de la iluminación, la mirada, la nota que hace latir más fuerte y más claro al corazón. Entonces todos dejamos de tener nombre, dejamos de tener un cuerpo, y nos transmutamos en magia, en fe y en fervor, nos transfiguramos  en el milagro viviente que cada año, en este santuario resucitan nuestros sueños, se regeneran nuestros cuerpos, y nos trasformamos en el testimonio viviente, de que si,  al fin, nos hemos convertido  en danzón.




Las mujeres solas

Temprano se alisan el cabello, lo llenan de aroma y de flores,
Maquillan su rostro para el ritual de los colores,
Anillos, pulseras, brillos y vuelos en las caderas
Se ponen tacones, a sus pasos les buscan amores.

En las plazas en los parques esperan,
Ansiosas, deseosas de ser una flor distinta,
De ser descubiertas, protegidas, por ese instinto,
Por hombres que sueñan  y anhelan.

Esperan cada tarde a ser llevadas del brazo, invitadas,
De pie se inquietan, se irritan, ni una mirada se acerca,
En el parque se abanican, pasan el tiempo sentadas,
Ven pasar a la gente,a la tarde, persistentes, casi tercas.

En los salones, se juntan, platican,
Bailan a veces entre ellas, se rien, invitan,
Mujeres enteras,  femeninas plenas,
Risas, llantos, rímel y bocas secas.

Somos una, la misma danzonera ilusa,
Que de ilusiones se alimenta, que ahorra y busca,
Un lugar, un momento para no morir de pena,
Que se aferra a la vida, al color, a la música y de eso se llena.

Somos todas, abandonadas y entregadas,
Que en fiel puntualidad, a la  cita acudimos,
Queriendo ser besadas, tocadas, de milagro amadas,
Solas, solitarias, acompañadas de esperanzas.

Bailamos, vivimos, nos inconformamos del destino,
Que nos ha llevado y nos ha traido, hombres amores,
Hombres genuinos, vengan sonriendo,  inviten este montuno,
Que al terminar, solitarias, estaremos de nuevo.

Listas para empezar, como cada semana, este ritual,
donde nos motiva  estrenar un vestido nuevo,
adornarnos con una flor, pensar que,
encontraremos un cariño aunque sea ajeno.

Mujeres solas que en el danzón son completas,
Que gozan y anhelan, besos, pasión y amores,
Debajo de un abanico, debajo de sus pestañas,

Esperando de hombre solo, tan solo una mirada.







Destino

¿A donde vamos danzoneros?

 Con nuestros danzones a cuestas, 
imaginando que nos librarán del dolor,
el danzón es placebo y cura del desamor,
se utiliza como cataplasma en las heridas,
producto de farmacias, que se agota pronto,
todos somos consumidor.

Creemos que bajo sus notas esconderemos la soledad y la desilusión,
los malos remates de una relación.
Danzones vespertinos que esperan ser hilados,
de sus nudos desatados.

¿A donde vamos danzoneros desenamorados?

Que de la paz huimos, al bullicio regresamos,
consolándonos con otras historias,
 de amores inconclusos
y de amores completados.

No hay danzón perfecto, solo pies cansados,
Murmullo de suelas en pisos desolados,
No hay figura ni abrazos que satisfagan a un danzonero iluso,
ansioso de amor, deseoso de pasión.

Solo un momento compensa esta sensación,
el sublimo instante de un sueño, de un olor.
¿A donde vamos danzoneros?

teniendo como destino, este dulce dolor.







Campeonato nacional de danzón 2014

Ya pasó una semana, y he tratado de asimilar lo sucedido, por supuesto que el resultado también me causo polémica, sin embargo, lo que mas me sigue llamando la atención es el modo de reaccionar en este ambiente donde de pronto se forman bandos, fieros jueces, se emiten opiniones de gente que ni siquiera estuvo en el momento. Como cualquier concurso, o competencia se vale tener favoritos, sin embargo el respeto sigue siendo el talón de Aquiles entre los danzoneros, saber ser un buen perdedor o un buen ganador es lo que enriquece verdaderamente y dignifica la competencia.

Le platico:

Vestidos de gala, lentejuelas, bordados, colores brillantes, sobrios (y no me refiero a la ausencia de alcohol) , todos mezclados, con zapatos lustrosos, impecables trajes o esmóquines, sonrisas de nervios, de alegría, en medio de un escenario lleno de apasionados al danzón, que no sólo gustamos de bailarlo, de oírlo, sino también de verlo, de fotografiarlo, de escribirlo, inició la competencia el sábado 8 de febrero, a las 6 de la tarde.
La danzonera que empezó la eliminatoria fue la Danzonera 3 G del puerto de Veracruz, llena de alegría y de un sonido que metió a los concursantes a la fiesta del campeonato, los que veíamos desde lejos gritábamos, apoyábamos a nuestras parejas favoritas, amigos queridos que valientemente se arriesgan a ser juzgados en su técnica y estilo. Los jueces en este caso, fueron el maestro Pedro Velázquez, el Abuelo, el maestro Luis Peña y el maestro Freddy Salazar, estos dos últimos y permítame que se lo diga maestros por demás ortodoxos y metódicos, celosos de la elegancia, de la sobriedad y conocidos por muchos, por su impecable técnica en la ejecución del danzón llamado de escuela.
Posterior a la tanda de 3G se entregaron los reconocimientos por la participación a cada pareja, mientras colocaba sus instrumentos la Danzonera de José Casquera y debo decirlo, es la primera vez en un campeonato que la prueba de fuego, no la realizan ante la Danzonera Acerina, que disculpándome la opinión, excede en grado de dificultad a cualquier otro repertorio, es decir, a mi muy particular gusto, el campeón de danzón debería haber ganado superando la dificultad de esta danzonera, que para los bailadores es la prueba suprema.
Sin embargo, los danzones que tocó con excelencia la danzonera de Jose Casquera no fueron cosa fácil, yo lo he repetido muchas veces, bajo presión hasta el danzón mas sencillo y regular se convierte en una verdadera prueba de coordinación, de expresión y de sincronía con la pareja.
Hace mucho que yo no veía tanta calidad de bailadores en una competencia, y no, no me he perdido ningún campeonato desde que participé en el primero en el 2009, bailadores de hueso colorado, cuyo apoyo por parte del público estaba presente.
Al final al nombrar a los finalistas, el nervio, los gritos, las porras, nos invadieron a todos, un ambiente de fiesta donde el reto mas amado por nosotros, el remate, fue el mas festejado.
Pronto el concurso llego a su fin y antes de dar los resultados, tocaron un último danzón para relajar a los concursantes, “Nechito” un danzón que bien podía haber sido de concurso.
Si, nos comían los nervios a todos, al público, a los participantes…
Y por fin, el resultado;

Categoría adultos:

Primer Lugar: Victor Terrés Valverde y Quesia (Eliza Sánchez)
Segundo lugar: Concepción Esquivel e Ignacio Muñoz
Tercer lugar: Claudia Virginia Velazquez y Juan Pedro Trujillo González

En esta categoría debo platicarle algo de Quesi, la campeona: A ella la conocí cuando iniciaba un trabajo de investigación sobre el danzón, para su escuela, me entrevistó a mí y a Arturo, le hice llegar un poco de material acerca del danzón y vi, como poco a poco este mundo la absorbía, intrigada, curiosa, ahora es tiempo de que ella me devuelva la entrevista, la verdad Quesi  lució hermosa, vestida como reina y fresca, natural, para mi gusto ella y Víctor ganaron un merecido primer lugar y no temo ocultar que aunque mi gallo era Lalo Tunales, Víctor es un perfecto ejemplo del danzón, de la constancia y del trabajo para alcanzar un objetivo.
¡¡Me siento muy feliz por ellos!!!

También debo decir que si bien no conozco al segundo y tercer lugar más que de vista y que los felicito por haber destacado, para mi, merecía un mejor lugar la pareja de Querétaro Lupita Flores Alanis y su esposo Miguel Angel Pineda Velazquez, ya que para mi muy particular gusto, conste, hicieron gala de elegancia, de sencillez, de frescura y sobriedad, sin duda alguna, en este universo danzonero, ya destacan con luz propia.

Y en la categoría juvenil….

Primer lugar: Tania Blancas y Adrián Ramírez Jaime
Segundo lugar: Adriana Enriquez  y Jesús Martínez.
Tercer lugar: J Israel Zuñiga y Mary Cervantes
Esta categoría causó mucha polémica y desconcierto porque los grandes favoritos eran Axel Daniel y Zay Rentería que no quedaron dentro de los 3 primeros lugares.
En ese momento hubo un silencio, un desconcierto y la porra que apoyaba a Tania y a Adrian aplaudió de gusto y felicidad, mientras en el otro lado del salón muchos nos acercamos a abrazar a Axel y a Zay..
Desde ese día ha fluido mucha información, muchos juicios, críticas, suspicacias, opiniones y hasta comentarios descalificando a la pareja ganadora.
En mi humilde parecer, cuando uno se somete a un concurso se somete a el criterio de personas expertas en la especialidad a la que uno se suscribe, en este caso el jurado emitió su juicio de acuerdo a sus valores y conocimientos, y nos guste o no, el resultado en una competencia sea de baile, de escritura o de cualquier otra apreciación artística, nunca se le hará justicia al verdadero talento de cada uno de los participantes. En lo particular puedo jactarme de conocer  a cada uno de los jueces y aunque no comparto su decisión,la respeto porque finalmente es una opinión que no define el tipo de personas que ganan o pierden un concurso de baile.
El concurso de baile es un momento que arroja a un ganador, que será si la suerte lo permite, un campeón durante año, año y medio, hasta cuando surjan los campeones siguientes…en el año que yo concurse, llegamos a un honroso e increíble 5º lugar, y ¿Sabe usted, que de esas 5 parejas solo quedamos 2 bailando con nuestra pareja original? ¿Y que en los siguientes concursos las parejas finalistas muchas de ellas, se han disuelto?
¿Que quiero decir con esto?
Que no debemos desprestigiar al danzón deshonrándolo con dimes y diretes, que la apertura para un nuevo campeón debe existir aunque no compartamos lazos afectivos, que son hombres y mujeres jóvenes que están aprendiendo de los adultos a ser buenos o malos ganadores-perdedores, que nadie tiene una membresía vitalicia en la historia danzonera y que podemos ser olvidados o recordados mas por nuestro proceder que por un premio, que somos una comunidad que debe unirse, no separarse por estos concursos..que el respeto, la tolerancia debe surgir como ejemplo.
Yo seguiré siendo fan de Axel y de Zay y si en ellos está el volver a competir hasta ganar un documento que los avale como campeones, pues que bien; ellos tienen mi reconocimiento por su estilo y su trabajo que nos consta en los salones de baile, en su conocimiento diario como estudiosos del danzón.
Felicito a Adriana Enriquez y a Jesús Martinez por su elegancia, por su sencillez y su impecable imagen antes y después del concurso. Amé tu vestido Adriana!!!!!!Muy bien ganado!
Felicito también de corazón a Israel Zuñiga y a Mary Cervantes de Querétaro que pusieron todo su empeño el año pasado y este para posicionarse como una pareja reconocida, basada en trabajo y dedicación, por las veces que han viajado para escuchar una danzonera en vivo ya que al no vivir en la capital, representa un mayor reto el estudio de este arte.
A Tania Blancas y a Adrian les felicito y deseo que no se distraigan en lo que se dice  de ellos porque este es su momento pese a quien le pese y porque el momento de demostrar el porqué ganaron ya pasó, delante de los jueces. Ahora su único deber es para con ustedes mismos, con su propia pareja, disfrutar su premio, su amor, del danzón.  En lo particular reconozco que no los conocía, no los he visto en salones, fiestas u otros lugares donde compartimos impresiones danzoneras (como el face por ejemplo) sin embargo, este mundo danzonero es infinito y siempre habrá al menos por mi parte un espacio mas, para una pareja que se sienta orgullosa y feliz de bailar danzón. Promuévanlo, represéntenlo dignamente porque si, el danzón merece ser difundido con la máxima calidad y amor.
Y a usted danzonero que sigue rumiando el resultado… le quiero decir que aunque amo con todo mi corazón al danzón, debo admitir que es un baile, un momento, un instante que No nos define como seres humanos (Que si permite ver quiénes somos, eso que ni qué) y que todo esta rebatinga se debe principalmente a que en el fondo hay un demonio que nos consume arriba del escenario, en un concurso, en un momento, que se llama EGO.
El ego no es algo dañino ni perjudicial si es en la dosis correcta, por ego perdemos parejas, amigos, momentos y el danzón es al igual que todos los bailes, un momento de lucimiento, de encanto y de extrema exhibición, por lo que, un ego excedido nos hace sentirnos dueños de la verdad, de la razón y nos convierte en jueces de campeonato.
En esta emisión 2014 nadie resulto herido, mas que en el ego.
Irónicamente: Unos tienen el campeonato y el reconocimiento apenas se está trabajando, otros tienen el reconocimiento y el cariño de la gente, pero anhelan el campeonato… ambos tienen la edad para aprender que se puede perder ganando y se puede ganar perdiendo, ojala con la edad  puedan entender lo que estoy diciendo.


Eso sí, de que el campeonato estuvo mas que bueno,  yo se lo digo; ¡Estuvo buenísimo!!






Entrevista al Sr.Danzón (completa)

Eran las 7 de la tarde,  llegue con mi vestido blanco, lleno de flores rojas, mis mejores zapatos rojos, en el cabello suelto una pequeña flor natural, arreglada, radiante, oliendo mi piel a coco, como a él le gusta, como cuando nos conocimos.
Nos quedamos de ver en su restaurante favorito, un lugar donde sirven los mejores mojitos y toca el mejor trio de son en México.. Me tomo del brazo, y me condujo a un pequeño rincón donde de inmediato nos atendió un mesero, al pasar enfrente mio para jalar la silla donde me invitaría a sentarme, lo pude oler…ese perfume mezclado con su virilidad que  lo hacia ver mas alto,  mas moreno, mas hombre en medio de todos, asi, llenaba el espacio con su sonrisa pero sobre todo con su presencia, usaba su típica guayabera blanca, perfecta, impecable en sus líneas, me quede atrapada observándolo,   admirandolo de nuevo, ahora mas que nunca.
No voy a mencionar nuestra historia de pareja, porque esos son secretos entre él y yo, sin embargo les comparto  la entrevista que le realice al Sr.danzón , la cual,  amablemente aceptó concederme y donde le pregunte generalidades de su historia, de su presencia en nuestro país.
La oportunidad de tenerlo frente mio, de mirarlo a los ojos, de escuchar sus respuestas y ver su sonrisa, son la máxima experiencia de felicidad que he podido vivir.


1)   Señor Danzón ¿Qué opina de que le hayan extendido su certificado de nacimiento en Cuba?
-Ahí nací y viví mis primeros años muy contento, pero donde he vivido, crecido, procreado hijos, nietos bisnietos, ademas de que vivo muy a gusto con miles de amigos que disfrutan conmigo, como en ningún lado del planeta, y me aman con todo su corazón, pues francamente, es aquí, en mi querido México, donde siempre viviré.
2)    Sr. Danzón ¿Qué se siente ser adoptado por México?
A ver, vámonos entendiendo, a mí no me adoptó México, ni yo lo adopte a él, ambos nos adoptamos en el sentido de compartir, nos hicimos cómplices y ambos adoptamos formas del otro… así él ganó mi ritmo, mi sensualidad, aguzó los sentidos a una forma de amor bailado, aprendió a conquistar con su cuerpo, a sentirse en pareja,  y yo, yo adopte estilo, forma, disciplina, afiné mis ideas, me dio técnica; me ha dado lugares, historias, instrumentos nuevos, una identidad plena,   un nombre importante por encima de los demás ritmos,  así ambos crecimos juntos, contándonos historias mutuamente, haciendo historia juntos desde hace más de cien años. No es simplemente adoptarnos, fue enamoramos y hoy por hoy, yo diría que  nos amamos.

3)    Señor danzón, que nos puede comentar del danzón técnico o también llamado de escuela y del danzón lírico?
Muy sencillo: ¿Cuantos modos hay de hacer el amor? Hay quién prefiere leer el kamasutra y lo disfruta, hay quien no necesita ni hablar y lo disfruta, no hay rivalidad ni competencia, el secreto es , que cada quién y a su modo, busque el placer y lo disfrute.
4)    Sr. Danzón cuál es su opinión de las personas que hacen negocio enseñando, haciendo bailes, muestras y la llamada difusión del danzón??
Desde antes que yo existiera la gente tiene que comer, tiene que vestirse y buscar un nivel de vida a gusto, todos los maestros de cualquier disciplina perciben un sueldo, claro, hay que para ser maestros hay que estudiar, capacitarse, aprender..jajajaja ¡Luego enseñan a bailar los que menos saben bailar!
Bueno, el caso es que, a mí me encuentran en una plaza, en un parque , en cualquier casa donde se ponga un disco de danzón y se invite a los amigos, para mi eso es difusión, ahora que si la gente quiere subirse a un escenario y pagar, entrar a una cena –baile y pagar, trasladarse miles de kilómetros y gastar, eso es cosa de ella, yo estoy donde me llamen, me disfruten y me gocen, lo demás, yo respeto, ni me ofende ni me alaga, yo soy música, soy  arte, y hay quien me encuentra casi sin gastar  un peso y quien ni gastando todo el año en clases, viajes  o salones me encuentra, así es.
5)    5Sr.Danzón usted se siente cubano o mexicano??
Jajajaja..que pregunta!! A ver, usted quiere mas a su mamá o a su papá??
Mire, mi madre es Cuba, ella me dio la sangre negra, el ritmo y esta pasión por al amor bailado, considero a mi Padre México, porque me ha dado cobijo, seguridad, me ha criado como a un hijo más..gracias a él, todo el mundo me conoce, después de tanto tiempo a su lado hasta hablo como mexicano, me gusta el picante, sus mujeres, y sus bromas. Mire, sin platicarle mas, conozco cada plaza, cada quiosco , cada puerto, desde el norte hasta el sur, desde el Pacífico, Golfo y atlántico, y siempre, me invitan a pasar a la mesa, a la cocina, y a veces hasta a la cama!
6)    . Sr.danzón, a que atribuye esta fascinación que siente México por el género danzonero:- México y yo nos parecemos mucho; es el país del mundo que siente mayor fascinación por los recuerdos, las tradiciones, son nostálgicos, añoran un México de señores con sombrero y mujeres enfaldadas mostrando hermosas piernas, tienen una personalidad llena de bromas, de albures, de retos, de fiesta, se ríen de ustedes mismos, les encanta escaparse de la realidad bailando, les encanta el estruendo, la cercanía de la pareja, festejan la muerte, festejan la vida, festejan el amor, el desamor, se ven a si mismos cuando me bailan, cuando me escuchan se imaginan un pasado mágico, intenso, único, así son ustedes, así soy yo, somos  danzón.-
7)    . Sr,Danzón, que opina de la obsesión de los bailadores técnicos por rematar a tiempo cada danzón que le tocan?
La mayoría de las veces me hace reír que se compliquen tanto, sin embargo ese remate lo disfrutan tanto que hasta me dan ganas de ir haciendo el baile mas complicado, a ver si muy muy…jajajaja ya le dije, si así lo disfrutan esta de lujo, pero si eso va a a servir para que sean mas arrogantes, se enojen con su bella parejita o humillen a las demás parejas pues ese remate es una tontería.
8)    Sr.Danzón, se ha enriquecido el baile o como alguien dijo alguna vez, lo hemos echado a perder???
Debo aclarar algo: el baile es una expresión interna, del alma…quién se sienta dueño de una verdad del cómo se baila el danzón, esta perdido. Le ponen reglas, por mi esta bien, le ponen giros maromas o solamente abrazarse, por mi esta bien, siempre y cuando no quieran que los demás bailen igual, las expresiones en cada uno son diferentes, por eso, la crítica no vale, el respeto si.   Yo he cambiado con el paso de los años, y me he puesto cada vez mas sabroso, he ganado ricura, cada vez mas gente me goza,  no creo que eso sea echarme a perder… y quién lo haya dicho, sin duda no me conoce bien.
9)    . Sr.Danzón, ¿Usted que que somos verdaderamente una familia danzonera?
Mira chula, las familias siempre tienen dinámicas de amor y de odio, existen los primos lejanos que se creen mas que los demás , las tías fastidiosas que critican a todo mundo todo el tiempo, los tíos que son unos canijos y don juanes ..lo ve? Hay de todo..y lo que mas tristeza da, es que aunque son familia busquen separarse, hacer su fiesta aparte y diluyan fuerzas, yo entiendo que el dialogo y la tolerancia no son fáciles, ni siquiera entre parejas, sin embargo, lo que hace a una familia grande, poderosa y que persevera en el tiempo, es la unión. Eso es lo mas difícil de entender para la mayoría de los danzoneros y es una verdadera lástima.
10)     Sr.Danzón, ¿Para que sirve bailar danzón?
   El danzón es una expresión de alegría, de amor, de      placer, que debe servir para que cada día seamos        mejores personas, no todo el mundo puede bailar        por razones físicas, por razones económicas,              porque no se dan el tiempo, por eso el danzonero        es un ser privilegiado que toca el cielo con los pies      el danzón entonces debe generar felicidad, risas,        armonía entre los mismos danzoneros y contagiarse    hacia las demás personas que conviven con los          bailadores. El danzón sirve para aprender, para          mejorar, para crear, debería unir, reconciliar, para      eso nací y es mi modo de vivir entre ustedes…claro      si al menos me escucharan mas con el corazón.









Del danzón y el dolor

Danzón no es ente inanimado,
Es raíz que conecta la superficie del abrazo al corazón,
Duele, por que en la piel lleva nuestro calor
Y  cuando se aleja, empieza el  desamor.

Duelen los pies de bailar, pero más, de no bailar,
Duele cada danzón cuando se está sentado,
Duele si los compases te llevan al recuerdo,
Cuando entre la gente eres parte del olvido.

El danzón no vive solo, se alimenta de nuestra vida,
Se nutre y crece en medio de estas letras,
Se enreda, se enlaza, como las hierbas en humedad,
si se intenta arrancar,  seguramente dolerá.

Vida entre polos opuestos,
Que van del máximo dolor y de la máxima felicidad,
De la  risa que provoca, el placer y el gozo,
Solo puede generar a la inversa, llanto y  dolor profuso.

Intenta separar del corazón la sangre
Y de los huesos su carne,
No es más fácil que separar del danzón, su arte,
son recuerdos, del amor hambre.

No es danzón por si solo que llegas,
Te  mudan besos, te atrapan mis venas,  y  las miradas tiernas,
Duele porque las notas recuerdan por si solas,
Nuestro amor a medias.

El danzón duele como quiera que lo veas,
Tengas todo o nada poseas,
Dolor intenso que de la vida es ocaso,
Inmortalidad en un abrazo.






Bajo el vestido…

Bajo la falda de la danzonera se esconden muchos secretos que observando, el que quiera observar, le serán revelados:
Bajo ese vestido se encuentran los pies, ligeros, amorosamente adoloridos que sin pena se levantan para darle vida a cada instrumento, están de guardia sujetos a dos hermosas pantorrillas, torneadas a fuerza de tacones altos, iluminadas y rellenas de la luz que ilumina el salón.
Rodillas redondas, perfectas, dotadas de gracia para girar y girar sobre cada nota delicada, preámbulo de muslos suaves, humectados, que retumban como el cuero del timbal, y vibran gozosos a la exigencia de las pailas; deseados a cada instante porque guardan un secreto mayor al final de sus molduras, llenos de ansias.
Oquedad preciosa donde cabe un mundo entero, donde entra la música, los ruidos, los gemidos, los lamentos, entrada sagrada de suspiros que solamente puede ser abierta por un murmullo suave de clave, o un reclamo imperante de violín, un momento.
Humedad y tibieza,  la caverna, sirve como  refugio de compases, de frases, de sutiles instrumentos, que uno a uno entran en desfile para sonar, de una vez y por todas, en conjunto, cimbrando paredes, derrumbando ecos, para al final, de tan frenético montuno, terminar en el más feliz de los remates, sutil sueño.
Tiempo imperfecto de corta duración, de torneadas figuras musicales y musculosos timbres, rebuscados acentos del güiro interno, que bulle, ahí, mas adentro.
Eso es lo que debajo de un vestido esconde la mujer danzonera, en secreto, como premio al que la luce, al que la baila, al que la ama, y que inevitablemente entrega, como el alma, cada vez que baila.







Tiempo danzón

El danzonero tiene una medida diferente de medir el tiempo:

Un año que se pasa eterno y que en tres días veracruzanos se convierte en nada.
Meses de ensayos que en un escenario, en 4 minutos danzón son suspiro.
Horas de escuchar el mismo danzón varias veces, y que en un compás el remate se escape.
Sueños constantes para bailar como nunca y en 5 horas danzón todo ha sucedido.
Para nosotros el tiempo se mide en compases, en remates en once pisadas.
En un abrazo, en un suspiro y a iniciar la cuenta de nuevo.
Una hora danzón son 5 o 6 danzones
Podemos pasar varias tandas con los pies adoloridos las mujeres, pocos instantes de pie, simplemente paradas.
La felicidad de un amor danzonero es pasajera, el dolor de un desamor danzonero es eterno.
Danzones ansiados  que bailados con afán y pasión son solo un breve recuerdo.
El tiempo danzón es una medida extraña para los ajenos, para nosotros es tan breve, tan anhelado, tan perseguido.
Ver a los amigos, abrazarlos, platicar apenas porque el timbal nos corretea y nos cela, es tiempo danzón.
Alejarnos de casa, de la familia, del trabajo es un sacrificio, bailados sacrificio no existe, hasta pagamos, porque es nuestro tiempo danzón.
Necesitamos vestidos, zapatos, aditamentos especiales para vivir en este espacio extraño, en este tiempo danzón.
Entre un baile y otro nacen nuevos danzoneros, mueren otros, se casan unos se separan otros y todo en un tiempo tan corto, en un danzón.
Un danzón puede unir fuertemente a una pareja o ser su baile final, su separación.
Es un sueño breve, tiempo danzón.





Los diez mandamientos del danzón
1.       No bailaras sin desearlo
Te preparaste para ir, te arreglaste, venciste inconvenientes y ahora en la pista de baile, sólo te queda gozarlo, divertirte, reír, entregarte al momento. Bailar por compromiso, por no dejar, no es bailar. No profanes la pista con desdén y apatía. ¡Es tu amado danzón!

2.       No bailaras enojad@.
Al enlazarse, al abrazarte, se unen dos energías poderosas, llenas de gracia y armonía, no hay nada más grande que dos voluntades creando movimiento, por eso, la energía buena se proyecta como luz divina, la mala, ni siquiera fluye en pasos. El abrazo alegre, se convierte en baile alegre.

3.       Te alegraras de estar vivo y bailar danzón.
Gente que viene de muy lejos, gente que a veces no puede ni caminar, con dolencias, con enfermedades, con problemas en la familia, en el trabajo, con malos amores, y que se detienen por un momento de la realidad para bailar, gente que de pronto ya no regresa nunca mas…¿No te alegra estar vivo? ¿Te alegra bailar danzón?

4.       No desearás la pareja de baile de otros.
Tú eres tan único que mereces la propia, la pareja de baile no se roba de otros brazos, se consigue únicamente a través de trabajo, disciplina, amistad, querencia. Acuérdate, ladrón que roba ladrón, en este mundo no tiene perdón.

5.       No criticarás el baile de otros.
A menos que ejecutes mejor el danzón, y si asi fuere, tu educación, tu gentileza te impedirá abrir tu boca, te salvarás asi de la soberbia. Usa la boca para construir, mejorar, trasformar. Para ladrar ya hay bastantes perros.

6.       No perderás oportunidad de bailar.
Donde fuere, donde estuvieres, donde escuches danzón, tus pies, tu mente , invocarán la nostalgia del timbal, del saxofón, y te moverás a su ritmo.

7.       Te perdonaras los falsos remates.
Ni te castigaras, ni a tu pareja le echarás la culpa, la boca engaña, ¿Porque no habría de hacerlo el oído? El amor, la autoestima, la valía de un ser humano es mas que un mal remate.

8.       No mentiras diciendo que es tuyo un paso que ya existe ni robarás coreografias.
El danzón tiene pasos, variaciones, que se trasmiten y van de boca en boca, y la verdad de la creación de los pasos tarde o temprano se sabe, no te llenes de pasos, llénate de estilo. Las coreografias son parte de la mente creativa de alguien, de muchos a veces, si te la robas, te aseguro que nos vamos a enterar y nadie te respetará, el trabajo plagiado no da frutos.


9.       Aplaudirás a la danzonera
Porque toque bien o toque mal, ellos, igual que el bailador, tienen tardes buenas y tardes malas, y el momento, la circunstancia y el esfuerzo se deben reconocer siempre. Máxime si tocaron con el corazón.

10.   Perdonarás a los que te ofenden.
A los desertores de tu grupo, del género, a los traidores que se van de tu grupo, a los que hablan por envidia, por despecho, por soberbia, al o a la que te quito la pareja.  Perdonarás a quienes se expresen o piensen diferente a ti, finalmente, el mundo es multicolor. No te dejarás mal humorar por gente insensata. Esto del danzón, se trata, y su fin es único:
¡ Vivir y disfrutar!
¡Viva el danzón!



Danzón por definición indefinido.

Que es el danzón, sino un segundo pleno de amor, donde se entregan por los pies la locura y la razón.

Danzón es acción, sujeto de adoración, artículo de necesidad, aplicado al placer ejecutado sin pudor.

Es un abrazo intocable, la unión infinita de dos que viven  en esos infinitos alejados y separados de amor.

De once en once se van llenando y pronunciando conjuros, de compás en compás besos tiernos y luego arrebatados, ardientes después, calcinados.

Crecer en el abrazo hasta solo unirse por una mano, hasta el hechizo de la mirada, contacto sagrado entre humanos.

Ritual pagano que invoca poderes y pasiones prohibidas en secretos confesados al oído.

Definición inconclusa porque siempre tiene algo que agregar en el último beso.

Definición pretenciosa que no busca definir un sentimiento.

Frases y palabras que no definen un montuno, cerrado, cercano, necio y obsesivo por terminar a tiempo.

Danzón inalcanzable al pronunciarlo, que busca bocas que le den términos y gramática para articularse en la garganta reseca de risa, seca de llanto.

Definiendo y para acabar, decir danzón es sólo comienzo de una historia que enlaza, abraza y calienta el alma, que llena al cuerpo y desata cabellos con su eterna flama.




A las escondidas.


No me escondas amor, en medio de las sombras,
No finjas desconocerme cuando mi cuerpo te he dado,
Ni hables conmigo como extraños cuando en  tu boca, ha nacido la mía,
Ni retires tu mano cuando la gente mira.

Reconóceme como tuya que mi alma te es dada,
Di en publico mi nombre y que sepan que soy tuya,
No me niegues el consuelo de tu brazo al caminar,
No me aísles sin tu respiro, ni me dejes sin besar

El castigo cruel de las que elegimos correr tras lo ajeno,
Sabiéndonos dueñas de un espejismo,
Poseedoras de la nada y lo irreal,
Amenazadas del pasado y condenadas sin futuro.

De las que a la dignidad el amor distrae
De las que sin propia voluntad seguimos un sueño,
Si, de esas que sin vida propia nos disfrazamos de otra,
De las que la gente al pasar murmura de la esposa.

No te vayas sin mirarme, sin abrazarme,
Que cada vez es de nuevo la ultima vez,
Mándame mas flores y menos cartas ocultas,
Y quizá no me pierdas otra vez..



Del timbal y sus timbaleos-

Timbaleo no existe como verbo, pero es acción,
me timbalea la cadera y se me remueve donde sea el cuero,
Mi alma pailea cada toque vigoroso, cada acento fuerte, compasés atrevidos,
que penetran profundamente en la oquedad de mi corazón.

Me timbalea el cuerpo, se vibra mi cascarón ,
virtuosas manos fraseando, retumbando y cediendo espacio.
Silencios y esfuerzo constante, amante intenso,
Asi, es como me timbaleo.

Si al abrazo montunezco cedo completa,
Es porque insistes y besas desde un principio tierno,
Que te hace sonar de esa manera sino manos de hombre,
Que tocan la piel tensa.

Atimbálame, apaílame,
Sacúde en cada toque mi garganta y cállala,
Irrumpe sencillamente mi acento,
Quiébralo con tu ritmo, menéame con tu voz.

No me importa que no seas verbo,
Timbal y timbaleo, eres mas que acción.



--> Indecisa

¿Cuántas veces me he puesto un vestido para bailar danzón?
¿Cuántas  me he puesto unos tacones y sólo me los he quitado hasta que la danzonera  termina, aunque mis pies ya no puedan más?
No puedo enumerar las ocasiones en que he llorado porque la nostalgia de la música me lleva a lugares del corazón que no conocía.
Mi  historia ha pasado por salones, por ciudades, plazas, parques, alguna feria, kioskos, tarimas mal puestas, los más importantes teatros.
Y al final del día, siento que bailo, que lo entiendo.
Al final siento que no hay final.
¿Cuántas veces me he entristecido por que no te comprendo?
¿Cuántas mas pensado que es mi vida y que no podría vivir sin él?
Mis pies fingen estar cansados porque en cuanto oyen el primer compás del timbal, un resorte interno se activa y el corazón se desboca.
Y no sé cómo dejarlo, cómo vivir sin saber de él.
Y se aprovecha de mi indecisión para dejarlo, sigue sin mi, y cuando creo haber sanado regresa y con su güiro me aturde amoroso, me levanta de un trompetazo, me envuelve y me saxonea entera, me hace un amor clarineteado.
Y yo, ya no sé si odiarlo de nuevo por su desamparo, o engancharme de nuevo y envolverme en sus brazos, para amarlo y esta vez, morirme antes de soltarlo.








-->



Joaquín Capilla…fin y principio.
Esta noche ha sido diferente a todas las demás, porque simple y sencillamente me atreví a vivir sin ti, a bailar sin ti, a mostrarme solo, sin tu cuerpo junto al mío creando figuras.
Te podrás imaginar mi dolor o sólo pensaras en tu ego herido? ¿Te detendrás a pensar por un instante que regresare de nuevo, rogándote amor?
La tarde en que supe de tu engaño empecé lentamente a morir.
Y he venido muriendo poco a poco, creyendo que había salvación y lo único que encontré fue una lucha de poder, de ego, de dinero, de soberbia en la que también metí las manos para atacar, para no dejarme matar como un día pensé hacer sin ti.
Sé que falle en muchas y repetidas ocasiones, pero nunca pensé que esto terminaría, quería ver la esperanza que todo el mundo me decía que no existía, te seguí por caprichosos caminos esperando que el amor y la pasión no se acabaran de marchar, pero luego, con tus falsos besos y engañosos labios me enseñaste  de que todo era codicia, que en las  exhibiciones  yo sólo servía de lucimiento y nada más, al final, ni un beso sincero, solo reproches para acabar con mi voluntad, mismos que uno a uno devolví, con ira, con despecho, con ardor. Tanto me doliste que por eso vomitaba odio y rencor.
Pero como todos los dolores, cuando no te matan, aprendes a tolerarlos y poco a poco van desapareciendo, los va uno mismo ubicando y reconociendo.
Hoy sé que me dueles, y me dueles menos.
He extirpado tus gemidos, tu cuerpo y los he visto pasearse en otros brazos, recreados en mi imaginación que nunca dejo de pensarte en ese instante, donde dejaste de ser mia.
Me quite tu risa y tus caprichos y me encontré sin razón de estar, de ser…nada me llenaba sin ti. Todos los recuerdos, los amigos, los aplausos sobraban si no estabas tú.
Sin embargo, aprendí a vivir sin respirar, a bailar sin ti.
Descubrí a través del frio y de la indiferencia que yo podía encontrar mas caminos, y que cada uno de ellos, me alejaban mas de nuestra historia. Y asi, te he visto ir y venir, dudar, seguir, pedir y arrebatar sin pensar en lo que yo deseo, atropellando mis querencias y mis anhelos.
Hoy, me encuentro frente a un teatro lleno, apoyado por mi familia y mis amigos, mismos a los que renunciaría por la esperanza de tenerte, entregada a mi de nuevo, pero sé que ya no es posible, porque nos hemos herido.
Ahora valoro todo a lo que renuncie, regreso a todo lo que me excluí por seguir tu falda, y tu perfume.
Valoro mi casa, mi herencia, mi trabajo.
Ahora soy mas hombre que antes porque soy mío.
Respiro mi libertad y camino con un miedo propio, ya no cargo con los tuyos y sabes? Ahora mas que nunca disfruto equivocarme sin tu ayuda, disfruto el nervio de saber si podre hacerlo solo, porque también disfruto el triunfo de haberlo hecho suelto de cualquier mano.
En estos momentos me miro y no me reconozco, soy yo!
Al fin yo!
Y me entrego a lo que siempre ha sido mi refugio y mi pasión, y lo hago bien, lo disfruto y si, lo sufro consciente de que ya no estas aquí.
De pronto, el teatro, la luz, la música, cada instrumento me envuelven, me arropan y me abrazan dándome la bienvenida a un mundo con mas colores que tu ánimo.
La gente me mira, me aplaude, me estima, se acerca y se complace, me ven luchando contra tu invisible presencia, me ven ganando espacio poco a poco, y como varias historias parecidas a la mía, sé que esto pasará.
Hoy, me siento feliz de bailarle a tu mirada vacía porque encontré al fin mi propia voluntad, encontré mis propias motivaciones de vida.
He recaído muchas veces, he sido débil y he regresado pensando que es la última vez.
Hoy, por fin, me enfrente a aparecer sin ti, y he logrado ver mi sombra en el escenario, y debo decirte que es mas grande de lo que tu me habías platicado. Hoy he llenado el teatro, lo he llenado  de mi escencia, y he tocado al público porque, como lo hacía contigo, me entregue plenamente.
Joaquín Capilla, marcas el final de una etapa intensa e irrepetible y me recibes, con un principio donde auguras sonrisas, triunfos, y sobre todo la esperanza de que al fin, he recobrado al hombre que se perdió como muchos otros en un amor que se disipo en la traición.
Joaquín Capilla, permíteme entregarte en mis pasos al hombre, sencillo y valiente que ahora, soy yo.

 

Ilusión.
Mirandote llegar, de blanco, me dejaste sin habla.
Vi tu cuello, tu nuca, tu barba recién cortada.
Nos acercamos y en un instante un saludo, un abrazo,
¡Se me escapo la vida, un destello y un relámpago!

Y miles de besos te rodearon sin que te dieras cuenta
Te envolví en mi mirada y desee cada instante tuyo,
Me encontré embelesada en medio de la gente, de la nada.
Sólo tus ojos me guiaban, me perdían, me ilusionaban.

Te mire bailar, y vi que el danzón también te mata a pocos,
Como a varios, como a muchos,
Y yo tan lejos solo miraba, escuchaba,
Todo lo demás se borro a pesar del disimulo.

Y me enamoré de la música, del espacio,
De tus pies y de tus pasos,
Mientras la gente iba y venia, yo solo te miraba
Y nadie se dio cuenta, a nadie la importaba.

Hoy todo ha pasado, y sólo un instante te vi,
¿A cuantos nos paso lo mismo?
¿Cuantos quedamos enamorados de un instante?
¿Cuantos conocimos el dolor del adiós?

Sólo queda esperar que esto pase,
Que se muera, me olvides o te mate,
Queda esperar un año de nuevo,
Esperar verte pisar el escenario y encontrarnos un instante
En este puerto ahora ya, sagrado.

 








-->


Buscando la armonía.
Timbal: -¡Orden, orden en la sala por favor¡¡caray siempre es lo mismo con los saxofones!-
Güiro: -Ponga usted orden maestro timbal, su voz es la que mas se escucha, y si no puede usted, no puede nadie-
Violín:-El problema con los saxofones es que, como son parientes entre ellos, discuten mucho, como cualquier familia, yo no puedo callarlos porque mi voz es muy aguda, y ponerse de acuerdo con ellos siempre es un triunfo, por eso primero los dejo hablar y cuando ellos callan yo les hablo-
Trompeta: Apúrense, yo me tengo que retirar antes de la sesión para ir a afinar mi voz, ya ven que de todos ustedes, soy la más difícil de concentrar, así que déjense de cosas y empecemos esta junta.
Saxofón alto: Mire maestro timbal, lo que sucede es que nosotros, los metales, tenemos un problema de autoridad muy severo, acá mi primo Saxo Tenor insiste en ser el protagónico de la pieza que vamos a interpretar, y no entiende que somos una familia y debemos compartir  armónicamente por el bien de todos.
Saxo Barítono:  Siempre es lo mismo,  entre nosotros no nos podemos poner de acuerdo, por eso hemos perdido fuerza individual y sólo nos contratan en grupo, ¿No lo entiendes verdad Saxo Tenor? Tu solito no vales ni media clave…
Clave: ¡Óigame usted, vámonos respetando! No le permito que demerite mi trabajo, sepa usted…
Timbal: Hey! Silencio todos, por favor, dejémonos de niñerías y aclaremos bien lo que debe hacer cada uno, pero antes permítame leer el siguiente comunicado, claro si dejan de chillar y hacer ruido sus queridos primos ejem, ejem.
Trombón: En calidad de secretario general pido la palabra para leer los requerimientos mínimos a los que se verá sujeta esta orquesta danzonera. Por favor maestro Piano, tenga la gentileza de acompañarme mientras doy lectura al texto.
Piano: ¿Le parece que lo acompañe con la Sonata No.16 en C major de Mozart?
Trombón: Adelante maestro piano.
(Tras breves minutos de silencio, suena el piano en la sala)
Trombón:  Martes 28 de febrero del año en curso
Subdirección de Cultura y Artes del reino,
Dirección general de Música especializada en danzón
Queridos instrumentos:
“Reciban antes que nada un cordial saludo, de su Excelentísima Majestad , la Reina.
El motivo por el que el presente memorándum ha sido redactado, es con la finalidad de pedir su colaboración para la composición de una pieza musical, bajo el género de danzón, en el cual, ustedes son especialistas, para conmemorar la entrada del visitante número 2000 a este reino.
Sobra decirles, que el danzón es la música oficial que identifica al mismo y que por ello, les requiero no sólo su gentil presencia y acto de creación, sino además, sus más afinadas, amorosas y espléndidas notas en la ejecución del mismo. El título de la pieza, ustedes la pueden elegir libremente, pero eso si, debe ser elegida por mayoría entre ustedes por lo que deben hacer un ejercicio de unión y humildad para seleccionarlo.
Tienen como fecha hasta el próximo mes de mayo, en que se realizara la presentación oficial que precederá a la fiesta conmemorativa.
Sé sobradamente que cuento con ustedes.
Firma:
Su Excelentísima Majestad, La reina.”
Trombón: Eso es todo, como pueden ver, esta carta tiene ya mas de dos meses y no hemos terminado aún.
Contrabajo: Discúlpenme la voz ronca, pero asi es como hablo yo. Creo que el maestro timbal no me dejará mentir, pero la pieza encargada ya esta lista y pronta a estrenarse, lo único que falta es el título y eso , a la mayoría de nosotros nos da igual no?
Sax Alto: Es que ese es el problema, que la familia de los saxofones, incluyendo a las trompetas y al trombón, pensamos que debe llevar un título donde se enaltezca el trabajo de los instrumentos de viento-metal.
Piano: (interrumpiendo la sonata) ¡Pero que osadía y arrogancia!
Contrabajo: Esta juventud ¿Creen  que el trabajo de los veteranos no vale la pena mencionarse o que?
Timbal: por favor, no vamos a empezar de nuevo…
Violín: (en un grito muy agudo) -¡Orden!!!
Güiro: estos pleitos siempre me dan mucha risa, son absurdos jajaja
Timbal: Hey! Silencio de nuevo…ya me duelen las pailas de tanto callarlos!
A ver, les tengo que aclarar algo, jóvenes, viejos, alientos, de caja, de cuerda, percusiones, y los que me quieran escuchar:
La música si es un encargo, personal, pedido con humildad y afecto para ser estrenado en una noche que festejamos, dije bien, festejamos los dos mil turistas en este reino, donde nosotros también vivimos, así que es un trabajo para regocijo nuestro principalmente, y en donde nosotros,  todos seremos los principales actores.
La reina espera algo grandioso, como siempre y con tal de complacerla debemos estar mas unidos que nunca.
Hemos sido creados cada uno, específicamente para tener voz propia, inconfundible, única. Mi voz no se parece a la de ninguna de ustedes, así como ninguna de la de ustedes se parece a la mía, y por eso somos cada uno valorados y llamados a integrar esta reunión.
Lo que nos une, no es un encargo, es la misión para la que fuimos creados. Se llama música.
La música es nuestro fin y meta, cada acorde va destinado a mover fibras de sentimiento, va encaminado a mover pies, a trasladar mentes a otros reinos, a fantasías , a través de nosotros la gente recuerda y enriquece su vida, se enamora, se alegra, vive escuchando lo que cada uno tiene que decir en el momento que le toca. Nosotros tenemos cada uno, seguidores, personas que se enamoran lo mismo del Saxo alto que del saxo tenor, lo mismo del trombón que de la trompeta…del piano y del violín. Cada uno lleva en su compás la misión de hacer magia, de envolver con su armonía y acordes el oído y alma de quien escucha con atención.
No me parece que hayamos que pelearnos por un nombre, ni me parece que haya que discutir a gritos por un título porque eso es lo de menos.
Lo importante es lo que cada uno tiene que decir, lo que cada uno puede contar.
Cada vez que nos integramos en una pieza de música, contamos una historia, y cada historia se arma de lo que otros viven de modo que todos nos vamos alimentando de la experiencia de todos.
Yo no puedo tocar sólo un danzón, me faltaría el violín, y al violín le faltaría la risa del güiro, y asi, sucesivamente, nos hacen falta la familia bulliciosa de los metales, el contrabajo, y el sobrio piano.
Por favor, dejémonos de discutir y mantengamos la armonía entre nosotros.
Seamos civilizados y hagamos una votación para el título entre nosotros sin gritos desafinados.
Saxo Tenor: Tiene usted toda la razón del mundo, maestro Timbal, creo que hemos perdido mucho el tiempo discutiendo.
Saxo Alto; ¡Vaya! Hasta que entraste en razón!
Saxo Barítono: Eso lo saco de la tía Tuba que era muy necia…
Saxo Tenor: No me tienes que decir nada, por eso soy tu hermano mayor!
Saxo Barítono: Qué bueno que no invitamos a tu tía Sax Soprano porque ella si que grita!
Saxo Alto: ¡Nadie esta gritando!
Güiro: Ya van a empezar otra vez?
Violín: Ahora si me laaaaaaargo!
Timbal:! Hey! Silencio de nuevo!
Un silencio terrible esta vez invadió la sala.
Clave: Clack, clack ¡Atención! Su excelentísima Majestad La reina ¡
(Todos sorprendidos y mudos)
Reina: Buenas tardes, perdón por no avisar, pero, estoy ansiosa, quiero escuchar la interpretación de la nueva composición y saber si llegaron a un acuerdo para el título.
Timbal: (suspiro) Si querida Reina, la composición esta lista, permítanos interpretarla y al final, le diremos el nombre que hemos elegido.
(Todos los instrumentos se miran entre ellos con incredulidad, el maestro Timbal muy nervioso)
Timbal: Su majestad, por favor, siéntese en esta silla.
¿Están listos los instrumentos?
Todos: Do re mi---do re mi…listos maestro.
Timbal: Un do, un dos tres….
…..Y  la reina escuchó atentamente aquél danzón
Al final, sólo se secó las lágrimas y un suspiro salió de su pecho lleno emoción. Los instrumentos quedaron atónitos  de poder provocar ese sentimiento en el corazón de la reina.
Reina: Estoy verdaderamente conmovida y complacida, es lo mejor que he escuchado en años. Cada instrumento brilla con una intensidad propia, trasmite cada uno un sentimiento muy especial…muchas gracias, muchas gracias.
Timbal: De nada Excelencia, ha sido un honor.
Reina: Y dígame maestro Timbal, ¿Cual es el nombre de tan bello danzón?
Todos los instrumentos se quedaron mirando desconcertados entre ellos, porque habían perdido el tiempo en discutir cosas vánales y no tenían aún el título para la pieza.
Sin mas, el timbal, miró fijamente a la reina y de pronto sonrió.
Timbal: Excelentísima reina, el danzón que usted acaba de oír, se llama:  POR UN SUSPIRO
Si mis compañeros no tienen mayor objeción y lo votan a favor, ese es el nombre de la pieza.
Y uno a uno, fueron, levantando la mano, con alegría, orgullo, convencidos de que cada acorde ejecutado esa tarde tan acalorada, valía la pena, cada voz única, valía ser interpretada POR UN SUSPIRO.
La reina complacida con el nombre, se marcho feliz, y cada instrumento desde ese día entendió que cada voz es única y que no es de valía o competencia, que el trabajo en armonía es un deleite para todos.
Timbal: ¿Lo tocamos de nuevo??
Güiro: Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!!!!
PD. Mil disculpas por la ausencia de clarinetes, ellos tenían ya citas agendadas y no pudieron acudir a la cita de este cuento.

Patyoazul







Los diez mandamientos del danzón
1.       No bailaras sin desearlo
Te preparaste para ir, te arreglaste, venciste inconvenientes y ahora en la pista de baile, sólo te queda gozarlo, divertirte, reír, entregarte al momento. Bailar por compromiso, por no dejar, no es bailar. No profanes la pista con desdén y apatía. ¡Es tu amado danzón!

2.       No bailaras enojad@.
Al enlazarse, al abrazarte, se unen dos energías poderosas, llenas de gracia y armonía, no hay nada más grande que dos voluntades creando movimiento, por eso, la energía buena se proyecta como luz divina, la mala, ni siquiera fluye en pasos. El abrazo alegre, se convierte en baile alegre.

3.       Te alegraras de estar vivo y bailar danzón.
Gente que viene de muy lejos, gente que a veces no puede ni caminar, con dolencias, con enfermedades, con problemas en la familia, en el trabajo, con malos amores, y que se detienen por un momento de la realidad para bailar, gente que de pronto ya no regresa nunca mas…¿No te alegra estar vivo? ¿Te alegra bailar danzón?

4.       No desearás la pareja de baile de otros.
Tú eres tan único que mereces la propia, la pareja de baile no se roba de otros brazos, se consigue únicamente a través de trabajo, disciplina, amistad, querencia. Acuérdate, ladrón que roba ladrón, en este mundo no tiene perdón.

5.       No criticarás el baile de otros.
A menos que ejecutes mejor el danzón, y si asi fuere, tu educación, tu gentileza te impedirá abrir tu boca, te salvarás asi de la soberbia. Usa la boca para construir, mejorar, trasformar. Para ladrar ya hay bastantes perros.

6.       No perderás oportunidad de bailar.
Donde fuere, donde estuvieres, donde escuches danzón, tus pies, tu mente , invocarán la nostalgia del timbal, del saxofón, y te moverás a su ritmo.

7.       Te perdonaras los falsos remates.
Ni te castigaras, ni a tu pareja le echarás la culpa, la boca engaña, ¿Porque no habría de hacerlo el oído? El amor, la autoestima, la valía de un ser humano es mas que un mal remate.

8.       No mentiras diciendo que es tuyo un paso que ya existe ni robarás coreografias.
El danzón tiene pasos, variaciones, que se trasmiten y van de boca en boca, y la verdad de la creación de los pasos tarde o temprano se sabe, no te llenes de pasos, llénate de estilo. Las coreografias son parte de la mente creativa de alguien, de muchos a veces, si te la robas, te aseguro que nos vamos a enterar y nadie te respetará, el trabajo plagiado no da frutos.


9.       Aplaudirás a la danzonera
Porque toque bien o toque mal, ellos, igual que el bailador, tienen tardes buenas y tardes malas, y el momento, la circunstancia y el esfuerzo se deben reconocer siempre. Máxime si tocaron con el corazón.

10.   Perdonarás a los que te ofenden.
A los desertores de tu grupo, del género, a los traidores que se van de tu grupo, a los que hablan por envidia, por despecho, por soberbia, al o a la que te quito la pareja.  Perdonarás a quienes se expresen o piensen diferente a ti, finalmente, el mundo es multicolor. No te dejarás mal humorar por gente insensata. Esto del danzón, se trata, y su fin es único:
¡ Vivir y disfrutar!
¡Viva el danzón!











-->
Di mi nombre
A través de mi, llegas a la felicidad montuna,
Cada vez que me invoques, quiéreme, deséame,
Cierra tus ojos y escúchame…ábrete,
Mira hacia tu adentro, interprétame.

Escucha lo que te cuento, alerta a tu corazón,
Siénteme en tus brazos, cobíjame, ténsame,
Protégeme con tu sonrisa, llégame a tiempo,
No te impacientes amor, después de mi, viene lo mejor.

Haciéndome el amor, lentamente, adórname,
Búscame en tus pies, acaricia el suelo sin mirarlo,
¿Qué soy yo, sino ilusión pura? Anhélame
Y cada vez que me oigas, acuérdate.

Aquí estamos, terminando cuando comenzamos de nuevo,
Te pido amores, justo cuando se acaba el tiempo,
Por eso mismo, gózame.
Manifiéstame tu entrega, tu empeño y remátame a tiempo
Pronuncia entonces, desde ahora  diferente mi nombre:
                                               Me llamo MELODIA.




-->

Segundo montuno
¿Cómo les puedo contar lo que se siente besar a una nube?
Decir con vulgares palabras lo que es detenerse cada segundo casi sin respirar por la cordillera de tan sagradas montañas, llegar a la cumbre y gritar de gozo, de placer.
El máximo regalo de esta tarde fue tenerte cerca de mi, de mi boca y mi alma, ver con infinita ternura mi reflejo pequeñito en tus ojos hermosos, brillantes.
Sé que tú, amada flor, me diste cada uno de tus besos nerviosa por ser la primera vez que entregas tus suspiros en un cuarto cerrado, alegre también porque ya predecías la felicidad que nos esperaba.
Te busqué ansioso, como siempre,  cuando al fin, me dijiste que hoy no estarían tus padres en casa y te lleve sin pensar a caminar por nuestro adorado parque, tomamos un poco de agua de fruta y bromeamos entre beso y beso, a esa hora, en el kiosko ponen la música que nos enamoró, danzón. Y más perfecto no podía ser, me tomaste de la mano y te la llevaste al pecho, tu osadía pública me derritió y me dijiste:
-Escucha…es hora-
Sin saber interpretarlo, sonreí y me deje llevar.
Tu casa sola, nos metimos a tu recámara, cuando jamás de la sala me han dejado pasar tus padres, y me sentí intruso en un maravilloso universo, vi tu cama, tu ropa, tu espejo y adoré cada mueble que te conforta diario.
Casi oscurecía y yo temblaba pensando en ti, en tu cara, en la blusa azul que me hacía imaginarte sin ella. Vi las fotos de niña, de adolescente de mujer joven que ansiaba transformarse con mis besos en mujer, y así, sin pensarlo más, te comencé a besar.
Tu boca tibia me entrego el beso más intenso y largo hasta ahora, y sentí que ya no podría contenerme más, te solté el cabello y lo bese, olía a rosas; baje por tu cuello, desabotoné poco apoco cada intruso botón que se interponía en mi camino. Lo que vi fue mas allá de lo que había imaginado, y tus suspiros me animaron a seguir.
Tus brazos me sujetaban el cuello como si la vida pudiera escaparse, baje mis besos y te coloqué encima de la cama, desabroché tu falda y supe que nunca más tendría otro hogar que tu calor.
De las veces que hemos bailado, jamás había sentido así el ritmo, ni percibía lo grandioso que puede ser la cadencia de tu cadera, de pronto ante mí, se reveló la mujer que brota cada vez que abre su abanico, que lo mueve invitando, sugiriendo, y que con cada movimiento provoca mas movimiento, vi tu abanico pasar frente a mis ojos soplando una suave brisa ala que me entregue sin mas remedio.
Bailamos mas que cuando bailamos, te indicaba sin dejar de mirarte, te sugería sin dejar de besarte y tu entendías todo, te dejaste llevar a mi mando, a mi voluntad y ambos hicimos una coreografía elaborada, sin perder el abrazo, sin perder la soltura y el desenfado que se alcanza sólo cuando se baila y cuando se hace el amor.
Y asi como la música se termina, y ambos no detenemos al mismo tiempo, el momento mágico de estar en ti, termino. ¿Por que dura tan poco un danzón?
Te respire hondamente antes de que te vistieras y vi tu silueta sin nada de ropa, solo con mis besos puestos.
Vi la belleza, la armonía, la exuberancia de tus notas, tus acentos y la procedencia de mis suspiros ahí, frente a frente.
Eres el danzón que respiro por cada poro y solo deseo volver a tenerte cerca una vez mas, para amarte e inventar nuevos pasos, nuevas entradas, nuevas figuras, llevarte al cielo por una escalera interminable de amor y deseo.
Para mí, ya no hay diferencia entre bailar y amarte.
¿Quieres bailar de nuevo amor?







-->
Primer Montuno
Llevamos varios meses saliendo, escribiéndonos cartas, mandándonos mensajes y tomados de la mano, riendo, caminando, soñando que pasará mañana, y mi mente vuela hacia a ti cada vez que cierro los ojos antes de dormir, pienso en ti antes de despertar y sé que el tiempo solo ha servido para ansiarte mas, para desearte más. ¡Me encanta ser tu novia!
Hoy por la tarde hemos caminado juntos por el parque, platicamos de los danzones que nos gustan y de los que no, reímos con tus historias inconclusas y mis despistes, aún sigo nerviosa de tenerte cerca, me sigue pareciendo mentira verte junto a mí, olerte, ver que te vistes solo para complacerme  y que te ves increíblemente guapo.  
Así, caminando nos pescó la lluvia, casi anochecía y ambos sin mucho abrigo, decidimos no correr y disfrutar este regalo del cielo, por eso me sorprendió mucho cuando de pronto, a mitad de la acera,  te paraste frente a mí y así, sin más, me robaste el primer beso, el primero de muchos, el más lindo de todos, el que ahora rememoro y guardo en mi corazón.
Y sentí frío por la lluvia, calor en mi cara, y como la suavidad de tus labios me aprisionaban la boca,  como con ternura te acercaste en un abrazo que me rodeo el cuerpo y me hiciste olvidar el tiempo, sentí la humedad de tu lengua acariciando con curiosidad la mía, buscando  el sabor que tiene el amor, la ternura, la pasión. Encontraste en mi, disposición, entrega, calor, porque si, te lo tengo que decir, me entregue sin miedo a ese beso, a ese instante donde la calle desapareció con sus ruidos, con su lluvia, y sentí que era tuya, que te pertenecía de siempre en un instante, y mi cuerpo por inercia y necesidad se pego al tuyo, sin ansiedad, sin reparar en la moral, sin pose , llena de vida y alegría.
Sentí  tu cuerpo también, fuerte, abrazado al mío, estrechándome con gentileza y determinación, oliendo mi cabello, susurrándome cuánto te gusto al oído, besando con ternura mi nariz,  sonriendo complacido. Que eterno se volvió este momento, que dichosa soy al gustarte, al mirarte, al sentirte despierto frente a mi.
Me abrazaste, me volviste a besar y la vacía calle se volvió cómplice de los besos, de las risas, de saber sin decirlo, que es el inicio de un nuevo lenguaje, predeterminado por tu amor, por el mío.
Y me dejaste sonriente en la puerta de la casa, sabías que era ya tarde y que tu mamá y la mía nos advirtieron tener cuidado y no llegar tarde. Y con un beso rápido te despediste.
Hoy me besaste tan rico, que deseé no dejarte ir, desee tenerte solito para mi, ser tu inicio y tu final, tu siempre y tu nunca, borrar pasado y futuro y solo complacerte. Quise no separarme de tu cuerpo y refugiarme en un botón de tu camisa, te deseo  a ti, por ser tierno, ser gentil, por ayudarme a ponerme el suéter, por darme miel con un dedo, por tu risa, te ansió, te deseo.
 Por eso ahora, me duele tener tu boca lejos, lejos de la mía, lejos de mis dientes, de mi lengua, de mi cuello, me duele no estar abrazada a tu cuerpo y despierto  extrañando tu voz, tus sonidos. No sé cómo explicar el preludio de la dicha que se aproxima, como detener mi imaginación que  prepara ya las caricias, que ensaya a solas las palabras.
En mi  almohada  pondré cada uno de tus besos para dormir segura, cada noche, que te encontraré en mis sueños.








-->
Segunda Melodia
Preciosa, hermosa, bella…y sin atreverme siquiera a mirarte,  sueño con oler tu cabello, que seguro , olerá a esa rosa que traes hoy, que ni por error opaca tu sonrisa.
Quisiera olvidar la de veces que no me he atrevido a hablarte, aún cuando nos hemos topado frente a frente, no me han salido las palabras, tu mirada me nubla la razón y solo sé que este martirio debe terminar para mi, para ambos, porque sé, presiento que tu corazón ya es mío.
Hoy en la plaza estoy decido a buscar no solo tu mirada, sino tu mano, llevarte del brazo por una nieve que quite un poco el calor de este domingo.
Sé que ya has pasado varias veces y aun no me decido, sé que no debo pasar más tiempo aquí, sentado, por eso, en la siguiente vuelta que te encuentre no te dejaré escapar.
Me acerco, sin saber que decir, vienes con tu prima y no sé cómo pedirte me acompañes un instante a solas, a comprar una nieve…no es necesario decir mucho, con tu risa es casi un si a una pregunta que no hice, me miras y me tomas del brazo, porque ya sabes que muero de ganas de sentirte cerca.
Caminamos juntos, midiendo los pasos, mirando un poco el piso, un poco a los demás, nerviosos por estar juntos por primera vez en esta edad, donde ya no somos niños. Y a pesar del ruido escuchas mi silencio y yo escucho tu respirar. Andamos casi flotando en la ilusión, porque hoy es un día que recordaremos único, feliz.
Y rompiendo esta ansiedad te  pregunto si quieres la nieve de limón o de fresa, sé que responderás que de fresa porque te he visto cada domingo pedirla, sé que te gusta el agua de guayaba y los caramelos de miel. Te sostengo el abanico mientras tomas tu nieve, el precioso abanico que siempre te acompaña y que te besa frescamente cada vez que tu mano se lo pide, el abanico que te alivia con un soplo tibio de amor, que yo invoco cada vez que lo abres.
Y miro como con tu mirada me tocas el alma y te la apropias, y que al caminar seguimos midiendo la risa, los nervios, y te platico que soy un hombre que le gusta ser sereno, tranquilo, que me gustas desde hace mucho y que solo deseo quererte bien, sin hacerte daño, que deseo cuidarte, protegerte, apoyarte y amarte si tu me lo permites.
Y por respuesta te sueltas de mi brazo y me tomas de la mano.
Me entrelazas los dedos.
Y siento como se tejen en un solo contacto, siento tu mano pequeña, fresca, acurrucada como una dulce paloma entre mi mano, que promete en silencio siempre estar ahí, para ti, y me conmueve porque tu mano en medio de la mía , es la promesa de un “Nosotros”,  que mis noches sin luna han terminado porque ahora solo brillaras tú.
No hay nada que decir, te dejo ir, junto a tu prima, pero antes, separo dulcemente mi mano de tu mano y la acerco a mis labios, te beso tus dedos, queriendo que sepas, que te entrego más que un beso, que te entrego la promesa de un “mañana” y que quiero que seas la mujer de este hombre que anhela estar junto a ti. Me despido dándote un beso en la mejilla, que me sirve para perder definitivamente el piso, porque en ese beso se me pega tu olor a rosa, a niña, a mujer, a brisa y a mar. Entiendo que te has convertido, en este ingenuo beso, en una corriente eléctrica que me punza por toda la espalda y que con cierta pena confieso, llega a la entrepierna pidiéndome seguirte con los ojos cerrados.
Sé esperar, ya he esperado mucho.
Y te veo irte, veo tu andar, tus pasos, tu espalda, el movimiento del vestido que proviene de tu cadera, de tus pantorrillas y se convierte, sin saberlo tú, en mi imagen nocturna recurrente, en mi fantasía más íntima, tus piernas en pleno movimiento.
Hemos crecido, esto empieza a ser el asunto de un hombre y de una mujer.
¡He sido un tonto!
¡No te pregunte si tenías novio!!
Primera melodia
Caminando por la plaza, dándole de vueltas al kiosko…esperando que me mire, que por un instante se detenga y me pregunte si quiero dar una vuelta con él, de su brazo. Quizá se emocione al verme y se anime a invitarme un vaso de agua de coco que con este calor refresca hasta a los muertos. O quizá una nieve de limón que tanto he notado que le gusta.
Llevamos mucho tiempo mirándonos, desde que él iba al mercado con su mamá, cargando las bolsas y yo pasaba corriendo por la fruta que siempre nos despachaba el tendero de la esquinita, ahí, donde por primera vez chocamos frente a frente.
Vi sus ojos y sólo sentí que mi cara ardía…
Vi su cara seria, muy seria, tensa porque a pesar de que cuando eramos niños jugábamos mucho, ahora, que tenemos amigas y amigos de nuestra edad y que se han hecho novios, seguimos solo mirándonos.
Ojala vea  este vestido nuevo, le bordé la orilla con flores amarillas, como las que se dán aquí, en el campo, para que así note que estoy contenta, alegre, ilusionada por que me vea linda, trasparente y quien quite empiece a preguntar si tengo pretendiente o novio.
Me lave el cabello con agua de rosas por si pasa junto a mí, lo sequé y peine con mucho cuidado para que la flor rosa que me coloqué le provoquen olerme, mas de cerca.
Yo lo miro discretamente, sonriendo con cierta discreción para que no piense que estoy loca, o coqueteando con cualquiera, afortunadamente, el abanico me cubre un poco la cara y es mas fácil disimular los comentaros indiscretos de mi prima Cristi, que me acompaña como todas las tardes de domingo.
¡San Miguelito te prometo una vela mañana si me concedes que se acerque tantito!
¡San Antoñito, no dejes que se vaya sin que me mire un poquito!
¡Santa María, me apuraré con los mandados si logras que él me sonria!
(continúa con la siguiente melodía)…
  Dedicada a el mejor bailador de danzón (para mi, para muchos)
Tu olor
A qué sabes?
A qué hueles?
Son preguntas necias que mis sentidos no cuestionan,
Son memoria que se imprime en sepia, como retrato viejo,
Tan viejo como tus pasos, que de tus padres aprendiste,
Te abrazaste del pasado que hoy son tu presente.
Sabrás a penumbra de salón?
Olerás a besos en la sombra?
 Y tu sobria elegancia calla murmuros,
 excita palabras.
Qué despacio necesito que te muevas para que al bailar,
Dure mas el encanto!
La música que acompaña la escena,
Alarga sus compases, y tú con tu cadencia,
Marcas respuestas.
El color empieza a llenar la imagen difusa,
Tus manos ordenan a otras manos,
Y sólo una respiración se escucha.
Y las fotos?
La tan ansiadas fotos,
Tardan en imprimirse,
Mas en olvidarse…
Sabes por qué??
Por que serán recuerdos con olor.
 
Veracruz
Invariablemente,
Es una historia de amor y arrebato,
Casi oculto,quién sabe si fugaz,
Con un comienzo lento, cálido
Como los dias en sus parques soleados
Invariablemente
Ansiado, mirado, sostenido,
Buscando detalles, sonrisas, sueños y anhelos,

14 comentarios:

  1. Claro, me gusto mucho. Pues estoy enamorada del danzón

    ResponderEliminar
  2. ande que bonito, al rato te envío algo que escribí del danzón a ver si te gustaría compartirlo así como una colaboración =)
    ¿si?

    ResponderEliminar
  3. hola soy jorge de Danzoneros Salamanca, Gto. me parecio muy interesante el blog asi que pues aqui me tendras seguro cada ves que lo actualices un saludo hasta pronto!!!...

    ResponderEliminar
  4. ES INCREIBLE EL IMPACTO QUE CAUSA EL DANZON EN LA VIDA DE TODOS LOS QUE NOS HEMOS DEJADO SEDUCIR POR ESTE RITMO. NO SOLO SE HA QUEDADO EN LAS SENSACIONES QUE TE PRODUCE EL BAILARLO, SINO QUE TRATAR DE EXPLICAR CON PALABRAS LO VIVIDO EN CADA INSTANTE Y COMPAS DE CADA DANZON Y CON CADA PAREJA. VAYA EMPRESA EH!
    SI ESTE RITMO HA CAMBIADO TU VIDA DE MANERA POSITIVA, EL TRABAJO DE TU INSTRUCTOR NO HA SIDO EN VANO.
    ESE ES EL VERDADERO EXITO DEL MAESTRO, CAMBIAR TU VIDA.
    LO QUE ESCRIBES ME HA CONMOVIDO MUCHISIMO.
    TE MANDO UN ABRAZO, GRANDE, GRANDE..

    ResponderEliminar
  5. inspiradora la segunda parte del danzón, es muy bonita Paty me gustó muchísimo. Gracias por compartir

    ResponderEliminar
  6. jdvargas632010@live.com.mx14 de febrero de 2012, 16:37

    Daniel Vargas feb 14 2012
    No hay duda que el danzon es emotivo e inspirador, pero el verdadero disfrute es cuando alguien del medio u otro espectador se dirige a ti y a tu pareja para felicitarlos por su ejecucion, porque realmente trasmiten lo que sienten al bailar. Ello es muy dificil de lograr, pero ademas con tu toque personal, con tu estilo. No importa de que maestro sean los pasos. Identificate de los demas y sigue actualizando tus pasos porque aun en el danzon cada dia se aprende algo nuevo

    ResponderEliminar
  7. el "di mi nombre" se escucharía mejor leido de la propia autora, momento......mm...<3

    ResponderEliminar
  8. Preciosa no habia tenido tiempo para ver tus creaqciones oies q inspiracion mujersita, muchas felicidades por este espacio q ya seguire tus pasos en hacer algo asiii pero para la radio y pues ya me he tarado (q caray de informatico soy) jejej y pues exito oies te robe unas craciones tuyas obvio para pasarlas en la radio y asiii compartilos espeor yu no te moleste

    ResponderEliminar
  9. Excelente amiga me encanto lo del mandamiento del danzon =) asi debe ser AMEN!!!

    ResponderEliminar
  10. Lupita Flores Alanis12 de marzo de 2012, 17:49

    Sinceramente Muchas Muchas Felicidades Paty, es en verdad un blog, Hermoso., creado con Detalles, con Amor., con paciencia y hace que Nuestro Amor por El Danzón sea mayor, Ademas de que nos une con esa Pasión Grandiosa de estar Enamorados Locamente de este Bello Ritmo.
    Me Gusto Todo,... y Sigue Adelante con esa Creatividad!!!

    ResponderEliminar
  11. Margarito Olvera Guzman13 de marzo de 2012, 8:42

    Excelente Paty, después de leer todo, comencé a respirar.
    Muchas felicidades, ESTO ES BAILAR DANZON!!!

    ResponderEliminar
  12. MIGUEL ANGEL SEGURA GUZÁN30 de abril de 2012, 15:30

    GRACIAS PATY ! POR COMPARTIR, ESTE BELLO DOCUMENTAL DEL DANZON ! ESTA INCREIBLE, Y MUY BONITO ... ERES UNA GRAN DANZONERA ....... BAILANDO CON MUCHA PASION !!! SINO TAMBIEN POR POR TODA TU SENSIBILIDAD AL MOSTRARNOS UN TRABAJO TAN ESTUPENDO Y PARA MI GUSTO, ORGIGINAL, CREATIVO CON TODOS LOS VIDEOS QUE INCLUYES Y ME DA TANTO QUE APRENDER DE TODA LA DINASTIA SALAZAR QUE ADMIRO Y LOS TENGO EN MUY ALTA ESTIMACION POR TENER EL PRIVILEGIO DE SER ALUMNO DE FREDY, .... TE AGRADEZCO EL PRIVILEGIO DE SER TU AMIGO ..... Y CUENTAS CON UN HUMILDE SERVIDOR SALU2 AMIGA DANZONERA.... SI SEÑOR.

    ResponderEliminar
  13. Ves Paty porque te admiro, poeta danzonera, enfermera profesion apostolada que atenua el dolor del paciente, solo uno que ha vivido la experiencia de estar hospitalizado, con compañeros del mismo dolor por accidentes de la vida. Cuando llega la enfermera parece un angel con palabras de aliento fortalece al enfermo y alivia su dolor con la sonrisa, paciente amorosa bella, comenta despues con sus compañeros sobre el trabajo de la enfermera que le toca compartir el tiempo dificil en la cama de un hospital. Antes de conocer el danzon, de otra forma hubiera tenido esta musica de compañia

    ResponderEliminar
  14. El universo danzonero, tiene poetas, enamorados, intelectuales, ademas de ser danzoneros de pura cepa. quien hace reflexionar a cualquier elemento de este universo, sobre la calidad de vida que llevamos por practicar y compartir este gusto, ademas nos ofrecen espacios como este para sentir que no esta uno solo ni estoy loco por sentir estas emociones cuando oigo un danzon con luchita en cualquier espacio de nuestro hermoso pais. Pronto tendremos oportunidad de vernos nuevamente en oaxaca, hasta que Dios no disponga otra cosa.

    ResponderEliminar

Te gusto? Yo sé, yo sé...expresalo, anda, vamos..